“… el más sólido de nuestros jóvenes compositores”
Periódico Reforma

“Sus piezas para piano son de carácter rítmico con un cierto grado de dificultad que evocan por momentos al mejor Liszt”
Unomasuno

“…estrené una obra que se llama 1720: El Stradivarius Rojo de un joven mexicano muy talentoso: Alexis Aranda, es un compositor de gran talento que seguramente jugará un papel destacado en la música de México”
Carlos Prieto en entrevista a la Revista de la Universidad de México

"¡Un poderoso despliegue sonoro!, Aranda emplea la orquesta con mano segura, con buen sentido de la proporción y convincentes contrastes"
Periódico Reforma

"Obra robusta y enérgica, desarrollada por el compositor con seguridad y aplomo y en la que surgen con frecuencia atractivas atmósferas tímbricas, se percibe una homogeneidad de texturas que es producto de una orquestación abordada con atención y cuidado"
La Jornada

"Joven artista dinámico, inquieto, promisorio y en plena realización para la música de concierto que México tendrá en él para este siglo XXI"
Unomasuno

"The Mexican composer, born in 1974, was present to hear the second North American performance of his deftly crafted orchestral homage to Renaissance polymath Leonardo da Vinci. Aranda’s work started with a grave melody on French horns, passed those noble ideas to the cellos, then brought in the rest of the players for a four-movement demonstration of orchestral prowess… Bravo"
The Times-Picayune


"Every part of the orchestra had its moment in the sun, and Aranda used its varied voices to great effect in his composition"
The Huntsville Times

 

Alexis Aranda es uno de los compositores más sobresalientes y dinámicos de su generación. Nació en la ciudad de México en 1974. Empezó a tocar el piano a la edad de seis años y en 1985 al cumplir los once años ingresa al Conservatorio Nacional de Música para estudiar la carrera de concertista en piano con Magdalena León Mariscal y participa en cursos de perfeccionamiento pianístico con Bernard Flavigny, Eva María Zuk y Mauricio Náder. También fue alumno particular de la gran pianista Nadia Stankovitch.

Desde 1987 a la fecha ha participado con gran éxito en diversos recitales de piano en la Ciudad de México, en el interior de la República y en Italia, interpretando obras del repertorio barroco hasta el contemporáneo, estrenando sus propias obras así como las de otros compositores.

En 1995 conoce al compositor Mario Lavista, mismo que lo acepta como alumno de composición y estudia con él durante cuatro años, dentro de éste tiempo participa en diversos cursos de análisis musical, instrumentación, dirección orquestal y coral así como de música de cine en el Centro Nacional de las Artes.

En 1995 Alexis Aranda estrena sus dos piezas para piano en un recital en el Recinto Parlamentario del Palacio Nacional y desde entonces a la fecha, todas sus composiciones han sido estrenadas con gran éxito en México y en el extranjero con una respuesta siempre entusiasta por parte del público, de los músicos y de la crítica especializada.

En 1999 recibe la beca de jóvenes creadores del FONCA.

En abril del año 2000 la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México bajo la dirección de Carlos Miguel Prieto estrenan su primer obra orquestal Thánatos en el Palacio de Bellas Artes como un encargo del Festival del Centro Histórico, el estreno fue grabado en disco compacto bajo la producción del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes.

En el año 2001 su obra Jericó fue estrenada dentro del Foro Internacional de Música Nueva en el Palacio de Bellas Artes por la Orquesta Sinfónica Nacional bajo la dirección de Enrique Diemecke mismo que comisionó la obra al joven compositor; este mismo año el maestro Diemecke vuelve a programar Jericó en el Festival Internacional Cervantino.

En el 2002 es el estreno en Estados Unidos de tres obras suyas; The Flynt Symphony Orchestra bajo la dirección de Bartholomeus van de Velde interpretan Jericó en Míchigan, el pianista mexicano Cesar Reyes interpreta sus dos piezas para piano en Nueva York y el trombonista Julio Briseño hace el estreno mundial de su Preludio para Trombón Solo neuvamente en Nueva York . Por otra parte el flautista Dagoberto Estrada estrena su obra Mnemósine en Inglaterra dentro del Festival Internacional de Flauta Stratford-upon Avon acompañado al piano por Susan Clark. Este mismo año recibe de manos del embajador de Austria en México la Medalla Mozart a la excelencia musical, siendo hasta la fecha el compositor más joven en recibir esta distinción. A finales del 2002 viaja a Italia para hacer estudios avanzados de contrapunto con el compositor Fabio Crosera en el Conservatorio de Padua y recibe el premio de composición Cesare Pollini en el Teatro Verdi. En este mismo teatro se presentó una coreografía de Lucia Galli que hizo con música de Alexis Aranda, ésta coreografía recorrió varias ciudades de Italia donde se presentó en importantes teatros y festivales como el Concurso Intencional de Palmanova.

En el 2003 el violonchelista Carlos Prieto, uno de los violonchelistas más reconocidos del mundo, estrena su obra para violonchelo solo 1720: El Stradivarius Rojo.

En el año 2004 es nombrado Compositor Residente de la Orquesta Sinfónica Nacional, siendo el compositor más joven en la historia de esta orquesta en recibir este nombramiento, con dicho nombramiento compone su Concierto para Piano y Orquesta que fue estrenado con gran éxito por la gran pianista Eva María Zuk bajo la dirección de Enrique Diemecke en el Palacio de Bellas Artes.

En el 2005 nuevamente recibe la beca de jóvenes creadores del FONCA

En el 2006 la Filrmónica de Buenos Aires bajo la dirección de Max Bragado, estrenan en Argentina su obra Jericó en el legendario Teatro Colón de Buenos Aires.

En el 2007 la Orquesta Sinfónica de Huntsville bajo la dirección de Carlos Miguel Prieto estrenan mundialmente su Concerto Da Vinci, un concierto para orquesta de Alexis Aranda que compuso sobre un fragmento musical escrito por Leonardo Da Vinci, esta obra la interpretó también la Orquesta Filarmónica de Louisiana en Nueva Orleans y la Orquesta Sinfónica Nacional para su estreno en México en el palacio de Bellas Artes, éstas, también bajo la dirección de Carlos Miguel Prieto. A finales del 2007 se le otorgó el premio de Comisión de obra del Sistema Nacional de Fomento Musical.

En el 2008 Le Charlemagne Orchestra for Europe estrena en Bélgica su obra Punctus Contra Punctum obra compuesta bajo un encargo de su director Bartholomeus van de Velde.

En el 2009 Carlos Prieto y Edison Quintana estrenan su obra Credo para violonchelo y piano, y la Orquesta Sinfónica de Nuevo México hace el estreno mundial de Khronos bajo la dirección de Carlos Miguel Prieto en los Estados Unidos.